Alojamiento Web como elegirlo

Alojamiento web como elegirlo

Hace unos días, terminando un curso sobre WordPress, aconsejaba a mis alumnos como elegir un buen proveedor de alojamiento web para sus proyectos, por esto he querido rescatar estas líneas que escribí hace algún tiempo sobre la materia y publicarlas, espero que os sean de ayuda.

Uno de los aspectos importantes a la hora de abordar un proyecto web es elección del alojamiento web. Y es que no tienes que olvidarte de los recursos que vas a necesitar para lograr que tu página web resulte accesible para cualquier usuario conectado a Internet. Hay muchas posibilidades y a veces es complicado hacer la elección acertada. ¿Cuánto gastar?, ¿qué características técnicas necesito contratar?, ¿qué tipo de soporte técnico me interesa? o ¿que tipo de empresa es la más conveniente?

Hoy quiero ayudarte con una pequeña Guía para elegir alojamiento web para que conozcas mejor algunos conceptos básicos y tengas en cuenta los aspectos más importantes a la hora de contratar un plan de alojamiento web. ¡Vamos a ello!

Aspectos básicos a tener en cuenta al elegir un alojamiento web

Espacio en disco

Es el espacio disponible para tu página web en el Servidor Web que la alojará, dependiendo del volumen de contenidos y datos necesitarás más o menos espacio para que tu página web funcione correctamente.

Transferencia mensual

Es la cantidad de información que el total de los usuarios que visiten tu página web podrán descargar mensualmente. Por ejemplo, si tu página web está compuesta por un único archivo cuyo tamaño es de 200KB y la transferencia mensual que nos proporciona nuestro servicio de alojamiento web fuese de 800KB, nuestra página web solo podría ser visitada 4 veces cada mes. Lo ideal es que sea ilimitado para evitar sorpresas en la factura.

Soporte

El servicio de soporte ofrecido por la empresa que proporciona el servicio de hosting o alojamiento cuando tenemos un problema con la página web que tenemos alojada usando sus servicios es importante. Este soporte puede ofrecerse vía e-mail o telefónicamente. Si tu página web es un blog personal probablemente sea algo que te no resulte demasiado importante a la hora de tener encuenta, pero si tu página web es una tienda online de cuyo correcto funcionamiento dependen tus ingresos, deberías asegurarte que el servicio de soporte funciona con las mayores coberturas posibles. Del mismo modo, deberías asegurarte de que cuando surja un problema, este servicio de soporte te ayudará de forma eficaz y te permitirá resolver el problema a la mayor brevedad posible.

Lenguajes de programación

Te has de asegurar si lenguajes de programación dinámicos que se pueden utilizar para crear tu página web, como por ejemplo: PHP, Ruby, Python, etc. son admitidos por el alojamiento que deseas contratar.

Bases de Datos

No olvides saber los tipos (MySQL, PostgreSQL, etc.)  y el número de bases de datos que ofrece el plan de alojamiento y que utiliza tu sitio web para saber si son suficientes.

Seguridad

El aspecto de las copias de seguridad también es de importancia, resulta imprescindible que mantengas al día tus copias de respaldo para no perder tus contenidos, pero también debes informarte del protocolo de seguridad que tu empresa de alojamiento tiene instaurado. Es habitual que todas las empresas hagan copias diarias.

Sistemas de cacheo o almacenamiento caché

Tanto si utilizas WordPress como otro CMS, necesitarás un buen sistema de cacheo del sitio, muchos servidores lo incorporan de forma predeterminada pero lo importante también es que te permitan instalar plugins de almacenamiento caché como W3 total cache o Wp Super Cache si no disponen de uno, ya que muchos servidores ni tienen un sistema de almacenamiento de caché ni permiten que el usuario utilice alguno de los anteriores.

Aplicaciones y scripts propios

A veces cuando crecemos como usuarios o contratamos los servicios de un programador o freelance para crear un plugin propio que ejecute códigos personalizados nuestro alojamiento no  permite la ejecución de scripts o los bloquea por cuestiones de seguridad no dejando que la página funcione correctamente.

URL amigables

Aunque parezca obvio, en los gestores de contenidos es imperativo que se activen de forma fácil las URL amigables que traducen las direcciones de cada una de tus páginas o entradas a nombres entendibles por los buscadores entre ellos el gigante Google. ¿Por qué destacamos este aspecto? Por experiencia propia, hay muchas empresas que por seguridad te permiten hacerlo modificando ficheros de sistema, para lo que necesitarás conocimientos superiores a un nivel de usuario. Resulta más interesante si  se permiten su activación desde el propio WordPress, ya que tan solo deberás marcar una casilla y pulsar sobre el botón de guardar, te evitarás algunas horas de trabajo.

Un buen panel de gestión

Tener un buen panel de gestión es esencial, aunque el sistema de soporte técnico nos ayudará a gestionarlo de forma correcta, si disponemos de uno de los dos mejores que existen nuestras tareas serán más fáciles y nos ahorrará horas de trabajo que podremos dedicar a nuestro sitio WordPress o mejor aún a gestionar nuestro negocio. Hablamos de Cpanel y Plesk, existen muchos otros, creados por las propias empresas de alojamiento, pero tanto Cpanel como Plesk son muy fáciles de utilizar y funcionan a las mil maravillas.

Principales tipos de alojamiento web

Aunque existen más tipos de alojamiento web destinados a cubrir necesidades muy concretas, los principales tipos existentes en la actualidad son los siguientes:

Hosting o alojamiento web compartido

Consiste en alojar varias páginas web en un mismo servidor web, de modo que los recursos del servidor se comparten entre todas las páginas web alojadas en el mismo. Así los costes del Servidor Web se reparten entre todos los sitios web alojados en él, resultando un servicio de alojamiento bastante económico que resulta adecuado para páginas web que no tengan requisitos especiales ni un número de visitas mensuales muy elevado.

Esta es una buena opción para casi todos los proyectos, tanto si tienes una web corporativa, una tienda online o quieres crear un blog personal. Es la más económica te permite crecer de forma progresiva.

La principal desventaja que tiene viene derivada del propio hecho de que tu página web compartirá recursos con otras muchas páginas web alojadas en el mismo servidor. De este modo, si por ejemplo una de esas páginas web pertenece a un usuario que la utiliza para enviar spam, la dirección IP del servidor puede ser añadida a una lista negra, haciendo que todas las páginas web alojadas en el mismo servidor se vean afectadas, no pudiendo enviar correo electrónico ninguna de ellas hasta que el problema sea solucionado.

Servidores privados virtuales (VPS)

Se trata de servidor virtual, la empresa proveedora del servicio utiliza la técnica de virtualización para dividir un servidor web real en varios servidores virtuales. Cuando contratas uno de estos servidores virtuales, puedes trabajar con él como si fuese un Servidor Web no compartido y al que sólo tu tienes acceso, aunque realmente sí estarás compartiendo los recursos del servidor web real con otros servidores privados virtuales alojados en él.

Su ventaja es que te permite reservar de antemano recursos en el servidor web para tener garantizado el correcto funcionamiento de tu página web. Por ejemplo: si tu página web está alojada en un hosting compartido, puede suceder que en un momento dado el resto de páginas web que comparten el servidor web con la nuestra estén recibiendo mucho tráfico, provocando que los recursos del servidor web se agoten y haciendo que nuestra página web responda de forma lenta o provocando incluso que se encuentre inaccesible. Esto no sucede si nuestra página web está alojada en un Servidor Privado Virtual (VPS – Virtual Private Server) pues en este caso tendrás unos recursos reservados en el servidor web para tu página web independientemente de que los estemos utilizando o no, y por tanto, lo que ocurra con el resto de páginas web alojadas en el mismo servidor real no afectará al rendimiento de tu página web.

Servidores dedicados

Es un servidor que utilizarás únicamente tu de forma exclusiva. En este caso todos los recursos del servidor están disponibles para el uso que quieras darle.

Los costes son mayores que el alojamiento compartido y dependiendo de la empresa donde se contrate la administración del alojamiento tanto si es VPS como dedicado presentará diversos cargos en función del nivel de soporte técnico contratado.

Qué tipo de alojamiento elegir

El alojamiento web más adecuado dependerá en gran medida de las necesidades concretas de tu proyecto. Si vas a comenzar un nuevo proyecto y no tienes ninguna necesidad especial, es muy probable que un hosting compartido sea más que suficiente. Si tu proyecto tiene éxito y empieza a crecer, el alojamiento compartido resultará insuficiente pero siempre podrás migrar tu página web o tu aplicación web a un alojamiento más potente, como puede ser un Servidor Privado Virtual (VPS) o un Servidor Dedicado.

Por otro lado, si no tienes conocimientos técnicos de configuración y administración de sistemas informáticos, lo mejor será delegar estas tareas en el proveedor del Servicio de Alojamiento contratando un Servicio de Alojamiento Web Administrado.

Te recomiendo un par de empresas que en la actualidad dan un muy buen servicio:

En España si buscas buen servicio, alojamiento de todo tipo incluidos servidores VPS o Dedicados con administración incluida en el coste te recomiendo Profesional Hosting.

Si no te importa que los servidores estén en USA y te manejas con el Inglés, te recomiendo Hostgator, te puedo decir que el soporte técnico de esta empresa es de lo mejor que he probado, te dan mucho por muy poco.

Hay otros aspectos a tener en cuenta a la hora elegir un alojamiento web para tu sitio o proyecto, pero bajo mi experiencia creo que estos son los mínimos a tener en cuenta, espero que esta información te haya sido de utilidad. No olvides comentar el artículo y dar tu opinión y contar tu experiencia.

Leave a Comment